jueves, 20 de febrero de 2014

GRANADA, EN EL CORAZÓN DE UN ROMÁNTICO

Estoy pisando una tierra encantada y me encuentro rodeado de románticos recuerdos. Desde que en mi lejana infancia, a orillas del Hudson, recorrí por primera vez las páginas de la vieja y caballeresca historia apócrifa de Ginés Pérez de Hita sobre las guerras civiles de Granada y las luchas de sus valientes caballeros Zegríes y Abencerrajes, fue siempre esta ciudad objeto que despertó mis sueños; mi fantasía recorrió con frecuencia las románticas estancias de la Alhambra. Y he aquí, por vez primera, realizado un sueño; sin embargo, no doy crédito a mis sentidos y hasta dudo que habite el palacio de Boabdil o que contemple la hermosa Granada desde sus balcones”.
Washington Irving
Siempre me ha atraído la el romántico anhelo de D. Washington cuando habla de su deseo de visitar Granada y cuantas veces he recorrido sus calles, subido a la Alhambra, perdido por sus bosques tratando de rememorar sus pasos por esta fantástica ciudad, uniendo mis recuerdos a los románticos relatos de su visita a la ciudad más bella del mundo: Granada.

Paco H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario