jueves, 20 de marzo de 2014

GRANADA, TODA UNA VIDA

Luego iremos todos los otoños a Granada a morirnos un poco...”.

Juan Ramón Jimenez.

Es cierto que cada día nos acercamos más a ese último aliento, a ese suspiro definitivo, aunque más cierto es aún, que solo la vida engendra vida, solo de la vida nace otra vida, solo muriendo vivimos y que solo dando gracias a la vida pasamos nuestra vida sembrando vida.
En Granada no se muere, en Granada se empieza a vivir.

Paco H.

1 comentario:

  1. ¡Vaya! Que la fuente de la eterna juventud está en Granada...
    ¡Allá iremos!
    Salu2.

    ResponderEliminar